Robotic Process Automation

El 35% de los trabajos se automatizará antes de 2035, según pronostican los expertos. Puede existir un margen de error en esa predicción, pero no en la siguiente: todo lo que pueda ser automatizado, lo será.

Reducir la intervención humana en el uso de programas y aplicaciones informáticas es el objetivo de los sistemas de Robotic Process Automation (RPA). Cuando los especialistas predicen que la mano de obra virtual (virtual workforce) tomará las oficinas, no se refieren a que los androides ocuparán nuestras sillas. Hablan principalmente de software robots que nos liberarán de las tareas más rutinarias. En el caso de las soluciones de RPA, esos softwares operan en un servidor, realizando de forma autónoma un proceso que anteriormente estaba en manos humanas.

Automatización a medida

Cubrir formularios, procesar información, interactuar con otras aplicaciones, introducir datos... Son variadas las funciones que se pueden automatizar mediante robótica. En 3.14 apostamos por soluciones de RPA que permiten transformar el modo en el que las compañías gestionan sus procesos de back y front office.

Diseñamos nuestros sistemas a medida de los objetivos de cada proyecto, incorporando soluciones de machine learning o inteligencia artificial (AI) en aquellos casos en los que puedan maximizar los beneficios. Mientras la concepción más tradicional de la automatización se centra en la mera repetición, el nuevo paradigma contempla la capacidad de los robots software para aprender.

Beneficios del Robotic Process Automation

Entre las múltiples ventajas competitivas de la automatización mediante robótica destacan las siguientes:

  • Precisión: La automatización permite un grado exactitud y consistencia en las tareas que es imposible de igualar por el ser humano.
  • Rapidez: La aplicación de soluciones de RPA permite la realización de tareas repetitivas a gran velocidad.
  • Eficacia: Gracias a los sistemas de Robotic Process Automation es posible reducir los errores propios de la ejecución manual.
  • Productividad: Los sistemas de automatización, que pueden estar trabajando 24 horas al día durante 7 días a la semana, consiguen un gran impacto en la productividad de las empresas.
  • Ahorro: La reducción del tiempo empleado, la mejora de la productividad y la liberación de personal se traducen en un importante ahorro de costes.
  • Escalabilidad: Un buen sistema de RPA se adapta fácilmente a un aumento en las dimensiones del proyecto.
La automatización permite a los humanos comportarse cada vez menos como robots.

Los seres humanos no somos buenos en la ejecución de tareas repetitivas. Nos fatigamos, somos propensos al error y cometemos inconsistencias. No se trata, por lo tanto, de si los robots nos quitarán el puesto de trabajo, sino de si nos permitirán dedicarnos a las funciones en las que realmente aportamos valor. Si dejamos de perder tiempo en introducir datos en formularios, podremos centrar nuestros esfuerzos en procesos que requieran empatía, creatividad, toma de decisiones o capacidad de improvisación.

La correcta aplicación de RPA en nuestra organización nos permitirá:

  • Aprovechar las verdaderas capacidades de nuestros empleados.
  • Mejorar la eficiencia de nuestros procesos.
  • Abaratar nuestros productos y servicios.

La automatización permite a las máquinas comportarse cada vez más como humanos, pero sobre todo permite a los humanos comportarse cada vez menos como robots.