¿Qué características reúne un buen sistema de curación de contenidos?

24 de Abril de 2017

Cada minuto se publican miles de artículos de blogs, cientos de miles de tweets y millones de posts de Facebook. Si quiero descubrir, por ejemplo, las últimas tendencias en marketing, sé con certeza que me esperan en Internet múltiples contenidos sobre este tema. Lo que desconozco a priori es cuáles de esos contenidos se adaptan mejor a mis necesidades, cuánto tardaré en encontrarlos a través de la búsqueda manual o qué número de artículos tendré que comparar para poder extraer una conclusión general fundamentada.

El proceso manual de encontrar, seleccionar, organizar y modificar contenidos de diferentes fuentes no solo supone una gran inversión de tiempo y esfuerzo, sino que también posee un alcance limitado. Tanto si utilizamos los contenidos para consumo propio como si los compartimos con nuestra audiencia, los sistemas automáticos de curación se convierten en aliados indispensables.

Cuando tenemos acceso a una gran cantidad de contenidos, la pregunta no es si necesitamos un sistema de curación. La pregunta es qué sistema de curación necesitamos. Para dar respuesta a esta cuestión, seleccionamos las siguientes cuatro claves que identifican un buen sistema de curación de contenidos.

La curación puede encaminarse a muy diversos objetivos: compartir contenidos con una audiencia, aprovechar el conocimiento existente en una organización, estar al tanto de las tendencias de un sector, mantenerse informado sobre una temática concreta…

Selección de los contenidos más relevantes

La curación de contenidos incluye varios procesos, pero ninguno resulta tan esencial como la selección. Si nos viésemos obligados a elegir una única característica para nuestro sistema de curación de contenidos, escogeríamos sin duda la capacidad de identificar los contenidos más relevantes.

Atribuimos el adjetivo relevante a distintos tipos de contenidos:

  • Nuevos contenidos sobre temáticas mi interés: Si, por ejemplo, he mostrado interés en el marketing programático, el sistema debe ser capaz de identificar nuevos contenidos sobre ese tema. Un sistema avanzado es capaz de ponderar diferentes criterios, tales como la popularidad del contenido o la reputación del autor, a la hora de realizar este proceso de selección. Un sistema que incluya machine learning podrá también aprender constantemente de mi consumo de contenidos y, por lo tanto, adaptarse cada vez mejor a mis necesidades.
  • Contenidos relacionados: Aunque yo no haya mostrado interés explícito por un determinado tema, el sistema debe ser capaz de detectar si está relacionado con otros contenidos que he consumido en el pasado. Así, si he estado leyendo sobre Snapchat, es posible que quiera ampliar mi conocimiento descubriendo cómo otras plataformas han empezado a apostar por el contenido efímero. La aplicación de Natural Language Processing (NLP) y redes semánticas de desambiguación permiten a un sistema avanzado la correcta identificación de contenidos relacionados.
  • Recomendaciones: Un buen sistema de curación nos propone contenidos interesantes cuya existencia desconocíamos. Estas recomendaciones tienen que ir más allá de los contenidos relacionados. Gracias a la segmentación de usuarios y a la aplicación de algoritmos de machine learning, el sistema puede ser capaz de predecir mis necesidades. Si otras personas con las que comparto gustos e intereses empiezan a consumir información sobre chatbots, el sistema debe recomendarme alguno de esos contenidos.
  • Tendencias: Una de las grandes ventajas de la automatización es que no necesito consumir múltiples contenidos para extraer conclusiones generales. Las soluciones de minería de textos permiten detectar patrones a priori desconocidos. Volviendo al ejemplo inicial, un buen sistema de curación es capaz analizar múltiples noticias sobre marketing y detectar cuáles son las principales tendencias. Del mismo modo, puede alertarme de que cada vez se habla más sobre automatización del marketing y menos sobre SEO.

Integración de distintas fuentes

Un sistema avanzado de curación debe ser capaz de integrar contenidos diversos, provenientes de distintas fuentes y presentados diferentes formatos. En mi caso, para estar al día sobre marketing necesito que el sistema de curación seleccione información en blogs especializados, portales de noticias generalistas y redes sociales de expertos del sector. Otros usuarios necesitan curar vídeos, presentaciones, pdfs o libros. Es necesario, por lo tanto, que el sistema de content curation que elijamos consiga recoger esa información variada y la presente de forma unificada.

Clasificación

Otra de las claves a tener en cuenta en un sistema de curación de contenidos es la clasificación de la información . El contenido debe organizarse y categorizarse correctamente, de forma que se establezcan relaciones y jerarquías. El etiquetado automático supone un gran ahorro de tiempo y garantiza que los contenidos permanezcan siempre fácilmente accesibles. Este proceso permite que, por ejemplo, pueda recuperar con un solo click todos los contenidos agrupados con la etiqueta de marketing programático y comprobar, a su vez, cómo se relacionan con otras categorías de marketing online.

Personalización

¿Cómo voy a aprovechar los contenidos curados? ¿Cómo quiero que el sistema me presente estos contenidos? ¿Qué periodicidad necesito? Las respuestas posibles son variadas. El sistema de curación que escojamos debe adaptarse a las nuestras.

La curación puede encaminarse a muy diversos objetivos: compartir contenidos con una audiencia, aprovechar el conocimiento existente en una organización, estar al tanto de las tendencias de un sector, mantenerse informado sobre una temática concreta… Un buen sistema de curación automático se adapta a estas distintas necesidades. La personalización es transversal a todo el proceso de curación. Empieza con la selección de contenidos y se culmina con la presentación más conveniente para cada usuario.

El mejor sistema de curación de contenidos es aquel que me ofrece los contenidos que necesito, en el momento en el que los necesito, organizados y presentados como los necesito.

Realizando un esfuerzo de síntesis, es posible reducir todas estas claves en una única frase. El mejor sistema de curación de contenidos es aquel que me ofrece los contenidos que necesito, en el momento en el que los necesito, organizados y presentados como los necesito.